Remote Viewers

paranoias en general

Cuentos para no dormir (II)

Mensaje cifrado

Jenifer lo miró a los ojos, esos ojos azules como el cielo. Sentía sus manos en los hombros, el contacto de esa piel que se entrelazaba con la suya en un manto de sollozos y caricias. Y por un momento se sintió viva. El latido de su corazón la volvía loca, y sólo oía el repicar angelical de la sangre en las sienes, en los muslos, mientras la conquistaba un calor creciente. Notó los dedos huesudos de Cristian sobre su espalda, y se perdió en las ventanas azules de su alma. No cambió nada, y a la vez, todo. Sus ojos ya no eran azules, sino oscuros, pozos profundos que la llevaban a la nada. Cristian, un muñeco de cera con una grotesca mueca en la boca, le cogía fuerte, dominando un cuerpo, carcasa tosca de un diablo errante. De él nació una voz grave y cortada, como la de un locutor de radio perdido detrás de mucho ruido y estática. No entendió que decía, nadie lo entiende nunca… pero ese era el menor de sus problemas.

nt.jpg

 

Escrito el 29/09/2007. Jordi Andreu Corbaton

Advertisements

setembre 29, 2007 - Posted by | Cuentos para no dormir

Sense cap comentari encara.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: