Remote Viewers

paranoias en general

El principio de Dilbert (III)

Como prometí seguimos con otro fragmento del libro de Scott Adams.

Yo culpo el sexo y el papel de la mayoría de problemas actuales. Aquí están mis razones:

 

Sólo una persona entre un millón es suficientemente lista para inventar una imprenta. Cuando la sociedad consistía en unos pocos cientos de personas viviendo en cuevas, las posibilidades de que uno se convirtiera en genio eran bastante bajas. Pero la gente siguió procreando y las posibilidades fueron creciendo […]. Una vez tuvimos imprentas todo empeoró, porque cada vez que alguna persona tenía una idea se escribía y compartía, y la tecnología explotó. […] Tuvimos conocimiento y tecnología antes de tener inteligencia.

 

Ejemplo real: Kodak sacó una cámara de fotos llamada Weekender. Muchos clientes han llamado para preguntar si se puede usar entre semana.

 

El principio de Dilbert

 

“Los trabajadores más ineficientes son movidos sistemáticamente hacia aquel lugar donde pueden causar menos daño: la dirección“, de esta manera, se promociona a aquellas personas que tienen menos cualidades. Es el principio que guía la promoción de los idiotas.

 

Si la naturaleza se organizara igual que los negocios, podríamos ver una panda de gorilas dirigidos por un esquirol, y no sería de los más listos, sinó uno con el que no saben qué hacer.

 

(continuarà!)

Advertisements

octubre 6, 2007 - Posted by | Economía

Sense cap comentari encara.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: