Remote Viewers

paranoias en general

Sólo por amor

Sólo por amor” de Jorge Bucay. Me he permitido la libertad de recortarlo, para adaptarlo a las necesitades de este blog… para la versión completa el libro Cuentos para pensar.

Camino por mi camino. Mi camino es una ruta con un solo carril: el mío.

A mi izquierda, un muro eterno separa mi camino del camino de alguien que transita a mi lado, al otro lado del muro. De vez en cuando, en este muro encuentro un agujero, y puedo mirar hacia el camino de mi vecino. Un día me parece ver al otro lado del muro, una mujer, hermosa.

Ella también me ve. Me mira. La vuelvo a mirar. Le sonrío… Me sonríe.

Un momento después, ella sigue su camino y yo apuro el paso porque espero ansiosamente otra oportunidad para cruzarme con esa mujer.

En la siguiente ventana me detengo un minuto. Cuando ella llega, nos miramos a través de la ventana. Le digo con señas que me gusta. Siento que me quedaría un largo rato mirándola y dejándome mirar, pero sé que mi camino continúa…

Me digo que, quizá, más delanate habrá una puerta, y a lo mejor puedo cruzarla para encontrarme con ella. Empiezo a correr con la vista clavada en el muro. Un poco más adelante, la puerta aparece. Allí está, al otro lado, mi ahora deseada y amada compañera. Esperando…

La puerta es muy estrecha. Paso una mano, paso el hombro, me retuerzo, pero mi oreja se queda atascada. Empujo. No hay forma, no pasa. No hay espacio suficiente para pasar con mi oreja, así que tomo una decisión… porque es la mujer con la que siempre soñé… Saco una navaja y me atrevo a cortarme la oreja. Pero despues de mi cabeza, es mi hombro el que queda atrapado. Hago fuerza, pero no hay remedio. Ya nada me importa, así que…

Retrocedo, tomo impulso, y fuerzo mi paso por la puerta. El golpe desarticula mi hombro, y el brazo queda colgando, sin vida. Ya casi estoy al otro lado. Pero entonces me percato que mi pie derecho no pasa. No lo dudo, agarro el hacha y doy el golpe que desprende mi pierna.

-Aquí estoy. Por fin he pasado. Me miraste, te miré, me enamoré. He pagado todos los precios por ti. Todo vale en la guerra y en el amor… Juntos para siempre…

Ella me mira mientras se le escapa una mueca.

-Así no, así no quiero… A mí me gustabas cuando estabas entero.

Advertisements

Mai 30, 2008 - Posted by | Escritores |

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: